Esperando

A veces esperamos algo, nos reunimos y estamos esperando a que algo suceda, expectantes, entre murmullos que se van tornando silencio. Nos colocamos en lugares precisos, algo improvisados pero con punto de vista. Es que esperamos ver algo. Mientras no llega, el tiempo se demora, no es un tiempo como los otros, de esos que pasan rápido y no nos dejan respirar. No, es un tiempo que se alarga, se estira. Mientras aguardamos, comenzamos a sentirnos parte de un todo, ya que todos esperamos lo mismo, nos solidarizamos en nuestra espera.

sagres-portugal

 Estamos al acecho, sabemos que algo va a ocurrir e inquietos miramos el cielo, el mar, el infinito,…

Fue en aquella ocasión, en el extremo más occidental de Europa, cuando asomados a los acantilados de São Vicente empezamos a ver cómo el sol se escondía en el horizonte tiñendo el cielo de rosas, las rocas de naranja,…hasta ser definitivamente tragado por el mar, llevando la luz a otros lugares y dejándonos poco a poco en la penumbra.

sagres-algarve

amor-sagres-portugal

«Entre lusco y fusco» nos quedamos en silencio, sólo escuchando el eco del mar al fondo del precipicio. La espera era eso, colores, luces y sombras, y siluetas que se movían en el confín de la tierra.

atardecer-portugal-algarve

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *